Habas con panceta y butifarras

Las habas pertenece a la familia de las leguminosas. Se consumen en invierno, de enero a junio. Son las semillas de esta planta, las cuales se producen dentro de una vaina alargada. Dicha vaina es de color verde cuando no está madura y se torna de color oscuro cuando ya se acerca a su estado de maduración. Los granos, entre dos y nueve, que albergan en su interior pueden comerse tiernos junto con la vaina, en algunas preparaciones..

Esta legumbre ha sido protagonista de las mesas mediterráneas desde la época romana. De hecho, en torno a las habas se tejen curiosas leyendas del imaginario de esos tiempos. Se creía que este vegetal era maligno, pues se le atribuían propiedades afrodisíacas, por lo que el comer habas estaba vedado en todos los conventos de aquel entonces.

Las habas contienen:

  • Vitaminas: C, A, E, B1, B2.
  • Minerales: mucho Potasio, Fósforo, Sodio, Calcio

Propiedades – beneficios. Recomendadas para:

  • Colesterol: absorbe la grasa depositada en las venas.
  • Diuréticas: si se hacen infusiones con sus flores.

Consejos para su compra:
Al comprarlas debemos fijarnos en que la vaina esté tiesa, de color verde brillante y que al doblarla se rompa y cruja. Si se dobla o se ve mustia es mala señal y no debemos comprarlas.

Conservación: Las habas frescas se conservan a temperatura ambiente 3 ó 4 días; es aconsejable buscar en un lugar fresco, seco y protegido de la luz. Si las metemos en la nevera pueden aguantar incluso una semana.

Habas con panceta y butifarras

INGREDIENTES (para 4 personas)

  • 1 kilo de habas pequeñas.
  • 300 gramos de panceta.
  • 1 butifarras.
  • 1 manojo de cebolletas.
  • 1 vaso de vino fino.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 pizca de pimienta
  • Aceite de oliva.
  • Sal al gusto.

CÓMO SE ELABORA:

  1. Ponemos al fuego una cazuela de barro, con un poco de aceite en el fondo y echamos la hoja de laurel y las cebolletas, cortadas en juliana no muy fina y las lonchas de panceta cortadas a taquitos pequeños.
  2. Removemos con una cuchara de palo, hasta que se dore todo ligeramente.
  3. Pelamos la butifarra, la desmenuzamos y la echamos en la cazuela.
  4. Removemos el refrito y añadimos las habas, dejándolas que se rehoguen ligeramente.
  5. Añadimos el vaso de vino fino.
  6. Salamos al gusto y removemos todo bien con la cuchara de palo.
  7. Bajamos el fuego y dejamos cocer, a fuego lento, con la cazuela bien tapada, hasta que las habas estén bien tiernas.
  8. Que serán unos 10 o 15 minutos y listo al plato y buen provecho!